¿Cómo sobrevivir a un guayabo? – Sabores

by • 30 noviembre, 2016 • Artículo, Edición 81Comentarios Desactivados en ¿Cómo sobrevivir a un guayabo? – Sabores538

Dígale como quiera, caldo parao o levanta muertos, pero no escatime en probar lo que seguramente le servirá para vivir un día más, después de haber perdido la consciencia gracias al alcohol.

dic2016_sabores_0

Para nadie es un secreto que el “guayabo” es una de las peores sensaciones del mundo y más si hubo show, lágrimas, peleas y sexo sin protección, y lo peor, es que no se acuerde de nada al otro día y se entere por simple y llano chisme de sus amigos.

Y como todo tiene solución, esto no sería una excepción, claro está, no es nada fácil, y le aseguro que después de sentir “guayabo” lo único que le queda es aprender a sobrevivir.

Guayabo Físico:

  1. Apenas se levante, tómese un vaso de agua con hielo, porque la sed es indescriptible.
  2. Acérquese al “Caldo Parao” más cercano a su casa, suponiendo que no sabe qué es un caldo parao, le explico, es uno de esos sitios ubicados en la calle, en donde encontrará caldo de costilla, de pajarilla, de pescado y hasta la famosa changua.
  3. Independiente de lo que quiera tomarse, ese es el primer paso para empezar, por lo menos a abrir los ojos y tener consciencia de dónde está.
  4. Es importante que no vaya a ingerir ningún tipo de energizante, está prohibido.

Guayabo Emocional:

  • Para esto no hay muchas recetas que le sirvan, lo único que puede hacer, es levantar la cara y asumir las consecuencias de haber llamado a quien no debía, pelear con su vecino, cogerle la cola a la esposa de su mejor amigo y no haber llegado a su casa, creo que su esposa lo estará esperando con la sartén en la mano. Asuma y siéntase culpable.
    Sin importar que tipo de guayabo tenga, no hay nada mejor que tener el estómago lleno de alimentos de verdad. Así que si no tiene un caldo parao al lado, debe acercarse al líchigo más cercano y comprar los siguientes ingredientes para hacer el mejor caldo de costilla de su vida, no porque sea un chef experto, sino porque recuerde que se está muriendo.

 

 

Ingredientes:

  • 1 libra de costilla carnuda, dígale al carnicero que si no se la da bonita, su abuelita le devuelve la carne, es crucial que no se le olvide este paso.
  •  2 libras de papa de año grandecitas, o sea más grandes que el puño de su mano.
  • 1 cebolla y un ajo pequeños.
  • $200 de cilantro.
  • Sal, comino y pimienta.

Preparación:

Después de llegar con el mandado, pídale el favor a alguien de su casa que le ayude a cocinar el caldo, si vive solo, le figuró a usted con dolor de cabeza incluido.

• Lave muy bien la carne (aunque algunos dicen que no debería lavarse).
• Pele la papa y córtela en rodajas con un grosor medio. Si, debe cortarla en rodajas. Tiene que probar algo nuevo.
• Todo debe ponerlo en la olla a presión con agua que tape los ingredientes, taje la cebolla en julianas y machaque el ajo, póngale comino, pimienta y sal al gusto.

Deje 1 hora y media cocinar, con el fin de que las papas tiendan a desleírse y la carne quede muy blandita. Sirva, decore con cilantro y a desayunar.

Lo sé, después de probar este caldo, entenderá que la vida no valdría nada sin el famoso caldo parao.

Al fin y al cabo, le figuró aprender a cocinar más que arroz con atún.

Pin It

Comments are closed.