Nadie nos entiende y ya verán por qué – Interés

by • 15 marzo, 2016 • Artículo, Edición 74Comentarios Desactivados en Nadie nos entiende y ya verán por qué – Interés564

DICEN QUE SOMOS IGUALES, Y NO SE IMAGINAN LO DIFERENTES QUE SOMOS

Siempre he escuchado de mis amigos, familia, conocidos y hasta desconocidos que nosotras las mujeres somos iguales, y siempre me he preguntado ¿entonces por qué no nos entienden?

Pues la respuesta es fácil, no somos tan parecidas como creen; las mujeres aunque tengamos nuestros días, días de lloriqueos, de risas extremas, de locuras y de sentimentalismos, todas tenemos personalidades y genios diferentes.
Aquí vamos con la lista de mujeres y sus personalidades.

Si eres mujer ubícate en la más parecida a ti; y si quieres que los hom-bres que te rodean te entiendan un
poco, pásales la Revista Boga y deja que nosotros les expliquemos; porque está claro que a nosotras,
NADIE NOS ENTIENDE.

La tierna: Los diminutivos son su especialidad.

Esta mujercita es la que ve la vida color rosa. Habla con una tranquilidad indescriptible y nada la aturde, ni siquiera el jefe gritando o el novio chateando con “una amiguita”. Si algo le molesta, nunca se le nota. Es la que sabe decir cualquier cosa y todo suena perfecto. Nunca dice nada que pueda herir a otra persona por más que la esté odiando.

(Hombres); la puedes conquistar con esos detalles que se han perdido con el tiempo, una carta hecha a mano o un ramo de rosas en el trabajo. No necesitas mucho, solo creatividad.

La sexual: Ama el sexo. Fin.

Esta mujer tiene muy claro que la palabra sexo ya no es un tabú. Sabe qué quiere y cómo lo quiere, y lo peor es que siempre es la consejera de esas amigas que jamás han sentido un orgasmo. Pero amiga, cada cosa tiene su momento. El único defecto de esta mujer, es que siempre está hablando de sexo y todo lo que le diga lo hablará en doble sentido.

(Hombres): Ella no busca solo un buen “polvo”, ella sueña con encontrar en medio de tanto sexo al hombre que le haga el amor como a ninguna otra. ¡Suerte con eso!

La ruda: Pero no menos tierna.

Siempre he dicho que la mujer que es ruda por fuera, puede llegar a ser más tierna que la que lo demuestra todo el tiempo, solo que a esta mujer hay que saberla explorar. La ruda, es la que siempre va diciendo lo que va pensando, duélale a quien le duela, lo único que importa es la sinceridad. Y ni por el carajo te metas con su forma de vestir o su música favorita. Es su forma de demostrar su odio contra la opresión, el maltrato y la violación en todos los ámbitos de la mujer.

(Hombres); llévenla a practicar algún deporte extremo, pídele matrimonio haciendo paracaidismo, o en una guerra de almohadas. Si quieres hacerle una carta a mano, por favor, que sea cuando ella de verdad te abra el corazón.

La seria: ¡Pero no me regañe!

Es la mamá que todos evadimos en la adolescencia pero ella sigue ahí, al lado, todo el tiempo regañando, que todo esté limpio, que no le pongan una botella de agua que no es suya en su escritorio, la que ama los audífonos para no escuchar la bulla y el ruido de nadie a su alrededor. Pero a la que todos en algún momento le pedimos consejo, por-que simplemente sabe qué quiere, para dónde va y sobre todo sabe dar un consejo.

(Hombres): Ustedes, sí, los extrovertidos son los que más les gustan a estas mujeres, denle color a sus vidas y encuentren el punto de equilibrio. Ni muy payasos ni muy serios.

La amorosa: Corazones por montones. 

Tú, eres la que cree en el amor verdadero, el amor a primera vista, el amor en el bus, en la tienda, en la discoteca, en cual-quier lado. Eres una enamorada del amor, y por eso estás dispuesta a esperar tu vida entera al príncipe azul. Sé que va a llegar, solo que por favor, deja de verlo en todos lados. Lo que me encanta de este tipo de mujer, es que ama a to-dos, la descubrirás fácilmente porque sus fines de semana
están llenos de películas románticas, series de amor en las que al final siempre llega el hombre perfecto.

(Hombres); un solo consejo, esta mujer ya está perdidamente enamorada de ti, cuídala, porque el único defecto de la mujer amorosa, es que así como ama, llega a odiar. No llegues a ese extremo. Sé su príncipe azul siempre. Todos los días. ¿Fácil, no?

La indecisa: Mmmm, no sé.

No te preocupes, la mayoría de mujeres hemos pasado por esta etapa en algún momento de nuestras vidas. No sabemos qué somos, ni quiénes somos, ni qué queremos, ni cómo lo queremos. Creo que se llama bipolaridad, pero no importa, estás en el proceso de saber en realidad qué personalidad te queda mejor, eso sí debes escoger entre el vestido rosa de la tierna o las botas punta de acero de la ruda. O apréndelas a combinar.

(Hombres): No sé… aprendan a conocerla. Si de verdad la aman, ayúdenla a encontrar su equilibrio. Te aseguro que estará insoportable con la luna llena, ups, consiéntela más en esta fase. Llévala a cine, pero no le preguntes qué película quiere ver, porque creo que se acabarán las funciones.

Al final, si no te pudiste ubicar en alguna de estas personalidades, ¡felicidades!, eres de las pocas que tienen un poco de todas. Así que definitivamente, jamás te entenderán.

 

Pin It

Comments are closed.