¿Qué es la alimentación inteligente? – Belleza y Salud

by • 11 febrero, 2016 • Artículo, Edición 73Comentarios Desactivados en ¿Qué es la alimentación inteligente? – Belleza y Salud806

Yuri Milena Castillo
Nutricionista – Universidad Nacional
Por: Fabrizio Martínez

Con respecto a los alimentos, cada vez son más las personas alrededor del mundo que se están preocupando por saber qué es en realidad lo que se están comiendo… Sí. Suena raro, pero es así. Y es que, con cada vez más alimentos procesados, empacados y almacenados – y con cada día menos tiempo para preparar comida natural-, las cantidades de conservantes y químicos que ingresamos a nuestro cuerpo van en preocupante aumento. Por eso, el equipo de la revista Boga se entrevistó con la nutricionista de la Universidad Nacional y master en Ciencia y Tecnologías de Alimentos, Yuri Milena Castillo para pedirle algunos consejos acerca de los productos que estamos consumiendo, pues efectivamente las costumbres alimenticias de nuestro país están cambiando y esto lo podemos notar con solo saber que más de la mitad de los colombianos está sobre su peso ideal, más de seis millones de compatriotas sufren de hipertensión y ni les contamos cuantos sufren de colesterol alto (más de 7 millones).

Aunque la cultura de cada región diferencia también los hábitos alimenticios, las tendencias mundiales nos obligan a consumir ciertos tipos de alimentos con los cuales debemos tener algunas precauciones antes de llevárnoslos a la boca.

Debemos ser conscientes que los malos hábitos alimenticios pueden terminar ocasionándonos graves enfermedades como la diabetes, enfermedades cardíacas y hasta ciertos tipos de cáncer, por solo mencionar algunas.

Por esto y también para nutrirnos adecuadamente la doctora Castillo nos recomienda en lo posible preparar alimentos naturales en casa, aunque esto tal vez implique un esfuerzo extra, tanto para nuestro bolsillo como para nuestro horario, ya que, generalmente, en los hogares modernos, los alimentos consumidos hoy, fueron preparados ayer en la noche por la falta de tiempo. Sin embargo, ante lo difícil que se está volviendo prepararnos nuestra comida, debemos ser responsables con la salud a largo plazo y por lo menos saber qué le estamos metiendo a nuestros cuerpos. Esta es la razón por la cual los especialistas aconsejan comenzar a conocer los rotulados y la información que viene en cada uno de los empaques de los alimentos que consumimos. Así podremos saber en qué fecha se produjeron, qué ingredientes contienen y en qué cantidades, por ejemplo.

Pero también podemos saber cosas como quién lo produjo, cómo debemos consumirlo e incluso, nos dice si contiene un ingrediente en exceso, en caso de que tengamos que hacer algún reclamo. En últimas, conocer esta información nos sirve para tomar mejores y más sanas decisiones.

 

 

Para ir aprendiendo un poco, debemos saber que el rotulado general es el que contiene el nombre del
alimento, la fecha de vencimiento, el número de lote, el nombre del fabricante, el lugar de fabricación
y el nombre de fantasía o marca. Y el rotulado o tabla nutricional contiene la declaración de nutrientes,la tabla de nutrientes como tal y las declaraciones de propiedades de salud.

Es aquí en donde, por ley, se deben declarar algunos contenidos como el sodio, los azúcares y las
grasas saturadas que, en exceso, son altamente perjudiciales para la salud. Como vemos, es importante conocer esta herramienta de información y así, poder “diseñar” hábitos alimenticios más saludables para nosotros y nuestras familias.

A continuación les daremos algunos tips y recomendaciones para mejorar considerablemente sus decisiones a la hora de alimentarse:

  1. En lo posible, consuma solo alimentos naturales preparados en casa.
  2. Sepa que la información de los rotulados de los productos hacen referencia a una porción de dicho alimento.
  3. Los porcentajes de los contenidos se basan en dietas de 2000 calorías diarias (que son las calorías que supuestamente debe consumir un adulto normal).
  4. Cuando un alimento declare un producto trazador de riesgo (sodio, azúcares, grasas saturadas, etc.) en un porcentaje mayor al 20 %, tenga cuidado o no lo consuma en exceso.
  5. Cuando un producto declare la adición de algún nutriente (calcio, hierro, vitaminas, etc.), verifique que el contenido de dicho nutriente sea mayor al 10 % o más.
  6. Procura mantener una alimentación balanceada.
  7. Ante cualquier duda acuda donde un especialista.
Pin It

Comments are closed.