Después de la boda – En Boga

by • 6 septiembre, 2016 • Artículo, Edición 79Comentarios Desactivados en Después de la boda – En Boga524

Casi todas las mujeres en algún momento de nuestra vida hemos soñado con el día de la boda. Analizamos, hacemos cuentas, miramos vestidos, zapatos, peinados y maquillaje, aunque falte el príncipe azul.

sept2016_enboga_0Agradecemos a:
Stock models
Pronovias por los vestidos, visítalos en www.pronovias.co
Wox por la lencería, visítalos en www.wox.com.co

 

Pero alguna vez, se han puesto a pensar en toda la parafernalia que tiene la noche de bodas, y no estoy hablando de sexo, sino de lo que se debe preparar para esa noche tan especial, porque los que ya han probado las mieles del amor, aseguran que esa noche, esa primera noche como esposos, el sexo sabe y se siente diferente.

Los que han asistido a las fiestas de boda han jugado también a quitarle la liga a la esposa. Sí, por eso debemos pensar en todo lo que se debe llevar puesto debajo del vestido, no sólo para los juegos de la fiesta, sino para sorprender un poco más al afortunado esposo.

Corset, medias, mayas, ligueros, brasier, panties y hasta los zapatos hacen parte de esta experiencia maravillosa, tan maravillosa que siempre es lo último que se compra.

 

 

¿Qué escoger?

  • Corset blanco, negro, rojo, o el color que desee.
  • Panties de encaje, son los más sensuales.
  • Medias de encaje o de maya del color de los panties y/o el corset, pero que estén a media pierna, nada de la media de tía.
  • Liguero de encaje que sea sencillo.
  • Zapatos de tacón alto, mínimo de 6cm. Esto con el fin de mantener la postura correcta y verse más estilizada y sexy.

¿Cómo prepararse?

La preparación no es nada del otro mundo, pero deben tener en cuenta unos tips para esa noche tan esperada.

    1. Prioridad, el aseo personal, aunque hayan sudado, bailado, se hayan estresado durante la boda, deben tener cerca unos pañitos húmedos, crema y splash para oler delicioso a la hora de quitarse el atuendo especial.
    2. La depilación se debe hacer uno o dos días con anterioridad para que la zona íntima no esté afectada, roja y quede cera por ahí bailando.
    3. Ante todo la comodidad. Sin importar si la familia, las amigas o las vecinas están de acuerdo con la lencería, se deben sentir muy cómodas y seguras de lo que llevan puesto.
    4. Y como siempre, la actitud. Sé que para muchas personas es complicada esta noche, el estrés y la ansiedad a veces controlan a cualquier persona. Pero ustedes son las que mandan y controlan la situación. A coger al toro por los cuernos.
      En conclusión, lo primordial es que en la noche de bodas se sientan felices y sensuales, primero para ustedes mismas y si eso sucede, les aseguro dejarán boquiabiertos a sus recientes esposos. Que viva la lencería, qué vivan los colores y que viva el amor.

 

 

Pin It

Comments are closed.